domingo, agosto 15, 2010

Día 10… ¿Lo recordaste?

Hoy día 10…Pues hoy mi teléfono celular rompió por completo la ley del hielo que tenia hace un día ya, pero sus palabras no fueron muy agradables… cuando lo vi tenía una franja blanca que decía…”Hey, ¿así que ya me habías olvidado”? y firmaba “Diciembre”.

Siempre amé ese mes, me parecía un buen tiempo para un final feliz y un renovado comienzo, navidad y año nuevo. Diciembre era un mes maravilloso hasta mi último año cuando éste se tornó agridulce y desesperante. El último día de ese inevitable mes había caído de rodillas para declararme vencida. No fue un buen inicio año debo admitirlo, enero solo repasaba y repasaba mis propios errores hasta que finalmente terminó golpeándome con la dura verdad. Pensé, en realidad, que jamás volvería a pasar por lo mismo, por la misma esperanza ilusa de obtener algo del vacio oscuro en él cual me arriesgué a amar.

Después de ver ese recuerdo en mi mente, tuve muchas ganas de desquitarme con el maldito celular. Me imaginaba sacándole una por una sus teclas y rayando su pantalla con mis llaves. Justo en ese momento me encontraba en una calle desolada con un grupo de compañeros de la facultad que tomaban vino de caja mezclado con Fanta que no apetecía mucho. Cuando vieron mi cara de rabia y tristeza mezcladas me alcanzaron un vaso, “Para la ansiedad” dijo uno de ellos, lo miré con detenimiento y dije “Gracias, pero no” Había aprendido ya antes que el alcohol quizás te podría hacer olvidar las penas, pero era momentáneo… como una forma de reprimir un sentimiento que explotaría de todas formas luego. Me quedé mirando hacia un lado y rápidamente vi que una motocicleta se acercó a donde nos encontrábamos, eran policías municipales o como los llaman acá “los frutillitas”. Soñé un poco ese momento…”vienen a llevarse al ingrato y mentiroso de mi celular, ¡gracias a Dios! ¡Ya era hora!”…volví a mi realidad cuando nos preguntaron “¿señores eso es alcohol?”…“Tan solo vino” dijo uno de mis compañeros. Los frutillitas tomaron la botella de fanta y la olieron, inmediatamente nos dijeron… “Por favor señores, estamos en vía publica. Retírense” Nos fuimos alejando mientras veíamos que para deshacerse de la evidencia vertían la mezcla rara en una alcantarilla de la calle.

Me imaginé armando todo un complot para castigar a mi celular… sería increíble que se deshicieran de él por “infamia” quizás su lugar estaba con todas las porquerías de esa alcantarilla. Lo vi otra vez y la franja blanca seguía allí… “MÍRAME LAURA, ¿NO TE BASTÓ UNA SOLA VEZ?”

Espero que mañana tenga mejores explicaciones, realmente quiero estar en paz con él pero mientras me siga recordando mi pasado y alimentando mi ansiedad…pues seguiré viendo lejano ese día.

Hoy para despertar del sueño… The Verbe- Bittersweet Simphony

2 Opiniones Cotidianas:

ARIADNA dijo...

pobre celular, pero suele pasar los objetos siempre pagan las consecuencias de esos hombres¡¡¡ besitos feliz semana

monn1n!t4 dijo...

o.o no mi celular nunca a sufrdo por eso y valla que me he quedado con gnas pero jajaja amo tanto mi cel que no lo hago, pero por lo demas ahs!!! que cosas :S
saludos
buena semana

Publicar un comentario